Fabian Wosar y el virus Ransonware

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

      Fabian Wosar es un hacker mundialmente conocido. Alcanzó la fama destrozando programas ransomware, un tipo de virus que envían las bandas criminales para extorsionar. Un ransomware, como se conoce a ciertos tipos de virus informáticos, puede ser aterrador.

      A un fotógrafo de Yorkshire, Reino Unido, le pareció un auténtico desastre. Una noche, mientras daba los retoques finales a un paquete de fotos de boda que esperaba entregar pronto a sus clientes recién casados, su pantalla cambió de repente. No solo la carpeta de fotos; todo su trabajo, emails y facturas desaparecieron.

      Para la directora de una escuela en Texas, EE.UU., no fue tan grave. Hasta que recordó todo lo que contenía su computadora: un plan financiero detallado y a largo plazo para su escuela secundaria. Fueron meses de intenso trabajo, pero con un solo clic los hackers habían tomado el control.

     Un alto ejecutivo de una empresa de Hong Kong sintió sudores fríos al instante. Había oído hablar sobre este tipo de virus -y lo peligrosos que son- pero nunca creyó que él haría clic en el enlace equivocado. Entró en pánico. Podía costarle su trabajo.

     Los ransomware son un tipo de virus informáticos especialmente desagradables. En lugar de robar datos o dinero de las víctimas, se apoderan de la computadora y encriptan cada uno de los documentos, imágenes, videos e emails que hay en ella. Después se pide un rescate. A veces, a través de una nota en el escritorio. Otras, aparece un pantallazo que solicita que pagues a los hackers cientos -o miles- de dólares para recuperar tus archivos.

     Todas las personas mencionadas arriba fueron víctimas de distintos tipos de ransomware. Sin embargo, ni el empresario ni el fotógrafo, ni la maestra perdieron su trabajo o sus documentos. Ninguno tuvo que pagar, aunque todos enviaron un email de agradecimiento a la misma persona: Fabian Wosar.

     Fabian es un hombre que se dedica a ayudar a víctimas de ransomware en todo el mundo, con un alto costo para él. Es un hombre que protege su privacidad con gran esmero, pues por cada mensaje de agradecimiento que recibe, tiene otro de cibercriminales que le odian. Le odian hasta el punto de dejarle amenazas en los códigos de los virus que fabrican.

    Para un ojo no entrenado, el código de un virus informático no es más que un lío desordenado de letras, números y símbolos. Pero para Fabian Wosar cada línea es una instrucción clara. Sabe comprender cada dígito y cada punto de la misma manera que un pianista lee una partitura.

    Hace aproximadamente un año, mientras sus ojos recorrían la pantalla en busca de una pista que le ayudara a descrifra un ransomware, se detuvo en seco. Unas letras verdes sobresalían en el código. Se referían específicamente a él. Por su nombre. "Me chocó, pero también me sentí orgulloso", dice Fabian. "Casi como, un poco engreído, no te voy a mentir. Sí, me gustó. Estaba claro que los programadores se habían enojado". "Se tomaron el tiempo y el esfuerzo de escribir un mensaje sabiendo que probablemente lo vería. Claramente, estaban molestos. Es una buena motivación saber que mi trabajo irrita a algunas de las peores bandas de cibercriminales".

     Fabian me muestra otros mensajes. Me toma un tiempo ver los mensajes mientras miro a través de las interminables cadenas de códigos. Casi todos ellos son obscenos, ofensivos y amenazantes. Muchos se burlan de Fabian. Uno de los virus incluso se llamó "Fabiansomware", en un intento de engañar a las víctimas para que pensaran que el autor era él.

 

"¡'Crackéame', Fabian!", dice una frase entre esos códigos. Otros mensajes tienen un tono más suplicante. "Tratan de hacerme sentir culpable. Pero, obviamente, yo destrozo sus virus y los descifro". Fabian guarda cada mensaje que recibe. Hay una gran colección en su computadora y es una motivación que le mantiene con total dedicación e incluso obsesión con su trabajo.

 

La "mafia" de internet

     "Nunca estamos completamente seguros de lo que manejamos, pero calculo habré enojado a unas 100 bandas diferentes de cibercriminales en los últimos años", dice Fabian. "Escribir códigos es como escribir una novela; puedes diferenciarlos por estilos y saber si tratas con los mismos grupos", asegura. "También es fácil saberlo por el dinero. Observando las billeteras de Bitcoin a las que los criminales piden a las víctimas que paguen, puedes ver quién es responsable de cada variante de ransomware y cuánto dinero hacen".

   Dice que un grupo "que se molestó mucho" con él hizo unos US$250.000 en tres meses. Él encontró el virus y lo detuvo. El ransomware es una de las forma más rentables de hacer dinero en para los criminales de internet. Robar datos funciona, pero se necesita encontrar un comprador. Sin embargo, en los ataques de ransomwarela víctima es el comprador.

     Los individuos raramente tienen copias de seguridad de fotos familiares que valoran, así que pueden pagar cientos de dólares para recuperarlas. Las empresas a menudo pagan sin alertar a las autoridades o preocupar a los accionistas. Y en algunos casos, las autoridades locales pagan luego de sopesar el costo de reemplazar sus sistemas a expensas de los contribuyentes.

 

Hecho a sí mismo

     Fabian descubrió su pasión por la informática cuando tenía 7 años y jugaba en la computadora de su padre. Se crió en una familia pobre en la antigua Alemania del Este. Dependía de él perseguir su sueño. Estuvo tres años ahorrando dinero para su primera computadora, reciclando botellas y latas, y vendiéndolas al ayuntamiento.

     A los 10 años, sumó los ahorros suficientes para comprar la máquina y comenzó a experimentar. Pero ocurrió sobre todo cuando tuvo su primer virus informático. "Se llamaba TEQUILA-B. Alteró mi sistema de todo tipo de formas y me fascinó. Fui a una biblioteca y encontré un par de libros sobre virus. Los leí y escribí mi propio programa antivirus".. A los 14, era conocido en el pueblo como el chico al que acudir si uno tenía problemas informáticos. Logró ahorrar lo suficiente como para ayudar a su familia a mudarse a otra casa mejor en una zona mejor.

      A los 18, sin haber recibido educación formal o entrenamiento, se unió a la firma de ciberseguridad Emsisoft, en donde creció profesionalmente. Ahora es conocido en la industria como un experto de ransomware, puede que el mejor.

   Gracias a sus habilidades y su notoriedad, Fabian pudo haber sido una de las mayores personalidades del mundo cibernético. Pero eligió tener una vida modesta. Gana un buen salario, aunque observando su casa y su estilo de vida es difícil adivinar en qué lo gasta. "Realmente, no gasto mi dinero. Me gusta jugar a videojuegos online, pero eso no supone mucho gasto", dice.

      Recibe obsequios y premios todo el tiempo, pero no le gusta aceptarlos. Uno que, en cambio, sí le gustó fue un retrato de una ilustradora agradecida que imaginó cómo sería. Muestra a un hombre corpulento con un gorro de oso polar.

     Curiosamente, logró capturar su esencia (y su amor por los osos polares) aunque no se parezca mucho a él.

Leer mas>>>

 

logo_edydsi_negro_gordo_pequeo01.png
Empresa de Desarrollo Y Distribución de
Sistemas de Información
Avda. Bruno Guggiari #2063
Asunción, Paraguay
info@edydsi.com
31534003
Hoy
Ayer
Esta semana
Semana anterior
Este mes
Mes anterior
11164
35887
47051
24704297
402416
730727
© Copyright 2024 EDYDSI SA.

Buscar